La #Privacidad y los #ChatBots (#Bots) #MHijoElRobot

Los Bots están de moda. Comienzan a expandirse en las interacciones con los usuarios de cualquier servicio, tanto a la vista como de manera silenciosa. Es que son verdaderas soluciones: contar con un sistema automatizado que permite mantener una conversación o chat con personas y que en la mayoría de los casos, son servicios especializados que además aprenden conforme pasa el tiempo, son irresistibles para cualquier compañía. De hecho, Skype, Messenger, Facebook y Telegram por nombrar algunos, los han incorporado en el día a día. Incluso nosotros podemos crear nuestro propio Bot de chat en sitios como Rebot.me para enseñarle a que funcione por su cuenta interactuando con personas.

Ahora, respecto a la privacidad, aún es un campo al que le falta autorregulación para proteger los datos personales de los usuarios que chatean con los Bots.

Es por ello que sugiero esta mini guía:

  1. Si es un servicio anónimo, conviene no utilizar nuestros nombres y apellidos, sino un nickname o nombres inventados. No sabemos a la fecha si nuestra información básica es almacenada y si la empresa atrás cumple con una política de privacidad que proteja y elimine nuestros datos personales.
  2. Si vamos a crear un Bot, debemos establecer una política de protección de datos y de eliminación de información personal cada tantos días.
  3. Podemos preguntar en el chat qué sabe de nosotros y qué datos ha almacenado.
  4. De vez en cuándo, podemos borrarnos de esa cuenta de Bot y elegir otra, a los efectos de evitar la acumulación de datos personales y formación de perfiles de preferencias que pueden ser utilizados con otros fines.
  5. Si administramos un ChatBot, solicitar el previo consentimiento de los usuarios para la utilización de sus datos personales.
  6. Y bajo ningún concepto debemos vincular las cuentas de Bots con las redes sociales como Facebook, Twitter, Instagram (Cuidado con Whatsapp+Facebook)

Una vez más, corroboramos que vivimos bajo el Síndrome de Hansel & Gretel.

un saludo