Términos y Condiciones (TOS). Por qué es Importante Leerlos #TOS #Perjurio

Todos sabemos lo tedioso, aburrido y molesto que resulta que, antes de comenzar a utilizar una App, de actualizar un sistema operativo o de acceder a un sitio o servicio determinado, nos salte una ventana o nos aparezca el extenso contenido de un contrato denominado Términos y Condiciones, o Terms Of Service (TOS) en Inglés, con la frase “He leído y acepto los términos y condiciones”, acompañada de una cajita que debemos marcar para poder al fin acceder a lo que deseamos. También es cierto que el porcentaje de mortales que los leen, es muy mínimo. Simplemente marcamos y listo.

Sin embargo, es interesante tener en cuenta (estoy seguro de que eso lo sospechamos todos) de que en verdad, al aceptar sin leer, estamos arriesgando muchísimas limitaciones en contra nuestra, así como posibles cargos extras de dinero.

Lo cierto es que, estos “contratos” están diseñados para que nadie en su sano juicio, los lea. Sin embargo, esas limitaciones, tienen que ver en su mayoría con nuestra privacidad o con el consentimiento para que utilicen nuestros datos personales y los compartan con quienes quieran.

El hecho de que aceptemos, significa que, de alguna manera, estamos consintiendo que limiten nuestro derecho fundamental sin saberlo. Y no lo sabemos porque hemos decidido no leer los TOS. Si luego de leerlos, aún decidimos aceptarlos, entonces ya sabemos de qué se trata y qué podemos esperar del tratamiento de nuestra información personal y sensible.

Pero no es el único peligro al acecho. Existe uno más: el Perjurio.

Sí, el perjurio puede generarse, si esos TOS están relacionados con algún servicio público o del Estado o regido de alguna manera por algún órgano estatal, porque en verdad estamos aceptando una “declaración jurada”, y si cometemos perjurio al mentir por no haber leído los términos y condiciones, podremos terminar procesados por el delito de perjurio, entre otros.

A modo de ejemplo, basta con el formulario que la FTA de EEUU nos hace completar antes de entrar al país vía aeropuertos.

En el mismo aparecen preguntas como “Ha cometido algún delito?”, “Usted ha participado de actos de terrorismo o se relacionaba con gente que ha participado de actos de terrorismo?”, así como la típica pregunta de si traemos con nosotros más de USD 10000 por viaje. Quizá uno piense “¿Quién será tan tonto o descuidado como para asentir esas preguntas?”

Sin embargo, es al revés. Las autoridades de EEUU así como del Unión Europea, son más inteligentes de lo que pensamos, porque, supongamos que nosotros contestemos que “no llevamos armas” y resulta que por error nos trajimos un cuchillo, entonces, al ser sin intención, quizá explicándolo, solamente nos multen o nos adviertan de que no podemos hacerlo. Sin embargo, hay un delito que ya habremos cometido igual: el de perjurio, por haber jurado falsamente. Entonces, las autoridades aunque no puedan probar otras actividades ilícitas, siempre podrán acusarte de perjurio.

Por ello, y aunque duela, siempre se deben leer los Términos y Condiciones antes de continuar. Nos sorprenderemos con lo que dicen algunos.