El Fintech y la Privacidad de los Menores #Fintech #Privacidad #Privacy #PDP

Hoy en día, suena muy fuerte la contracción denominada Fintech. Fintech proviene de Financial Technology y básicamente se refiere al uso de las TIC por parte de entidades financieras y similares para mejorar los servicios ya ofrecidos u ofrecer otros que tendrán como objetivo final, la fidelización de toda la familia.

Es una tendencia creciente, y de hecho, en una comunidad colaborativa como hoy en día, supone un verdadero disruptor en el estilo de vida de los más pequeños, los más jóvenes y hasta muchos adultos. Existe un antes y un después de estos años 2015 y 2016 sin dudas.

Sin embargo, el tratamiento y comunicación de los datos personales y con ello, el resguardo de la privacidad de usuarios y titulares, merece especial atención dentro del Fintech, y por ello he aquí algunos puntos que tanto los bancos, los prestadores de seguros, los desarrolladores de apps y hasta terceros involucrados, deben tener en cuenta:

  1. El tratamiento y recolección de datos personales de los usuarios ya no es más local. Es regional y a veces global. Esto significa, que involucra muchas normas referentes a la Protección de Datos Personales. A modo de ejemplo, la Ley 18331 de Uruguay, la FCRA de EEUU y el reglamento de la CE (que deroga la Directiva 95/46/CE).
  2. Dentro de la fidelización bancaria, dentro del FINTECH, aparece un integrante que hasta el momento se ubicaba en otras categorías de usuarios: los chicos, adolescentes y otros menores de edad.
  3. Como tal, entonces, no basta a las entidades financieras con las medidas que hoy aplican, sino que deben adoptar otras más exigentes, ya que estamos hablando de menores de edad y ello significa elevar el tratamiento de sus datos a la categoría de datos sensibles. Tienen especial protección y listo.
  4. Por ello, entran otras normas en juego, como el caso de la Children’s Online Privacy Protection Act, que entre otras exigencias, obliga a las entidades a obtener el previo consentimiento de los padres de un chico, expresamente y claro, antes de poder recolectar la información.
  5. A su vez, las medidas de seguridad deben ser mayores. Como estamos hablando de comunicaciones de datos entre distintos países (y quizá no todos sean adecuados a los estándares y exigencias de la Unión Europea, de Uruguay o similares), lo recomendable es que la información se encripte desde el momento que se recopila, durante las comunicaciones o traslado de las mismas y también en el destino.

Un saludo,

Anuncios