Guía Para Disuadir a los Espectadores Pasivos y Activos en el #Bullying y #Cyberbullying

Tanto en el acoso escolar tradicional (Bullying) como en los ataques realizados por niños y adolescentes a otros pares a través de medios electrónicos (Cyberbullying) siempre se repite una constante que fortalece al agresor y que es parte indivisible del problema: el público espectador. Sin este público, el agresor ni siquiera atacaría a la víctima, porque necesita de una platea o de otros que lo alienten o le festejen lo que hace. Es en el fondo un problema grave de autoestima disimulado por la “aparente” popularidad o fortaleza del chico agresor. Curiosamente, en el Curso de “Stop Bullying y Cyberbullying“que brindamos a través de la plataforma educativa #UDEMY, llegamos a la conclusión de que estos niños o adolescentes que son meros espectadores (pasivos) o que se ríen y festejan los ataques de los agresores a la víctima (activos) son tan culpables y responsables como el propio agresor. De hecho, en los casos de denuncia penal, se les imputa perfectamente como cómplices o coautores de delitos de lesiones, injurias, violencia privada, ayuda al suicidio y otros.

Y digo curiosamente, porque hace muy poco, accedí a un material que explica un método muy bueno utilizado en Dinamarca para la disminución de los ataques escolares, con una cifra récord de casi un 80% de casos anuales menos que años anteriores.

Este método se basa en prevenir el bullying y cyberbullying, desarticulando previamente a los espectadores o posibles espectadores mediante charlas educativas y trabajos de concientización en todas las clases escolares. Al no contar el agresor con un público que le festeje lo que hace, o el daño que causa, éste pierde interés en hacerlo, y la posibilidad de agredir a la víctima disminuye muchísimo.

Este método se denomina KiVa, que es una contracción de la frase “Kiusaamista Vastaan (contra el acoso escolar).

Pues basado en ese método, he elaborado esta pequeña guía que puede se utilizada tanto por educadores, instituciones como por alumnos y padres para desactivar un ataque o posible ataque de bullying o cyberbullying:

  1. Identificar al tridente Agresor – Víctima – Espectadores
  2. Fijar especial atención en los espectadores o posibles espectadores
  3. Explicarles que reírse, festejar o simplemente mirar sin hacer nada, los hace cómplices directos de los agresores y que por ende pueden ser objeto de sanciones institucionales, como también sanciones criminales y sus padres llevados a juicio económico de daños.
  4. Convencerlos, de que en caso de presenciar un ataque, deben actuar de la siguiente manera:
    1. No reirse o festejar. Enfrentar al agresor y decirle “Basta de Acosar”.
    2. Defender a la víctima o ponerse de su lado, en ese momento, y también posteriormente, explicándole que “no es su culpa”.
    3. Retirarse o disolverse en caso de ataques. Bloquear al agresor
    4. Los puntos anteriores, realizarlos simultáneamente o en cadena. O al menos, comenzar con retirarse o disolverse como grupo y luego apoyar a la víctima en privado.
    5. Se puede a su vez, disuadir aún más al agresor con la Guía de Stop Bullying y Cyberbullying

Un saludo