Internet de las Cosas: y la Protección de Datos?

Internet de las Cosas (IOT en inglés) es una verdadera movida fabulosa: ha modificado todo lo que conocemos y de aquí a poco (menos de lo que creemos) ya que permite conectar cualquier objeto que existe a Internet, una App o software y volverlo inteligente e interactivo, especialmente desde un smartphone o smartwatch.

Sin embargo, ello implica que nuestra privacidad y nuestros datos personales serán tratados por cada “nuevo objeto inteligente” dentro de una morada, lo que implica que pueden ser filtrados, robados, hackeados o utilizados para fines espurios sin siquiera saber que ello sucede. O sea que nuestra intimidad, nuestro concepto constitucional del domicilio sagrado, será seriamente vulnerado…y ello puede incluir a nuestros menores hijos y su intimidad. Evidentemente, el padecimiento del Síndrome de Hansel & Gretel no solo es real sino que además cada vez más notorio sus efectos. El efecto de la vulneración de la privacidad es también la causa del tratamiento descarado de los instrumentos automatizados.

Curiosamente, en un artículo publicado por El Economista de México denominado “Privacidad e Internet de las cosas, la tormenta perfecta”, expresa claramente que “Los beneficios potenciales como la mejora del cuidado de la salud, la modernización de las ciudades o el impulso al crecimiento económico son también riesgos potenciales pues al mismo tiempo que los dispositivos conectados mejoran los servicios, también recolectan, transmiten, almacenan y comparten una gran cantidad de datos altamente personales de los consumidores, lo que crea una riesgos significativos a la privacidad”.

Es por ello que nuevamente insistimos en la adopción de los Nuevos Principios de Protección de Datos Personales.

un saludo