Los Nuevos Actores en la Privacidad: los Instrumentos Automatizados

Es importante entender profundamente este nuevo concepto ya que los instrumentos automatizados son nóveles actores que entran en escena de manera permanente en el manejo de la privacidad de las personas y la protección de datos personales. Los mismos generan en esta sociedad de la información, derechos y deberes en el entorno, por lo tanto, se les puede considerar sujetos de derecho y obligaciones.

Los instrumentos automatizados son aquellos aparatos dotados con inteligencia artificial lo que les permite realizar ciertas tareas de forma automatizada, sin necesidad de la colaboración o asistencia de la mano del hombre o de otros instrumentos como los robots. A su vez, estas características les permiten establecer parámetros y arribar a sus propias conclusiones para luego, en virtud de ello y de la situación en que se encuentren, tomar decisiones basados en propias convicciones.
Estas características se relacionan en un todo con las aplicaciones o software para ordenadores así como para las llamadas “apps“ o aplicaciones para tabletas y móviles inteligentes. De facto, el llamado “Robot Eugene“ es un claro ejemplo de una aplicación Web para ordenador que cuenta con dotes de inteligencia artificial.
La referencia más cercana a un instrumento automatizado en los tiempos que corren es la de un robot (aunque no es la única referencia).
El origen de la palabra robot se remonta a la búsqueda de las personas por obtener el “auto movimiento”. Así entonces, ha sido más fácil definir a los instrumentos automatizados que al propio robot.
Es por ello, que conviene definir entonces la palabra “autómata”: (Del lat. automăta, t. f. de -tus, y este del gr. αὐτόματος, espontáneo). 1. m. Instrumento o aparato que encierra dentro de sí el mecanismo que le imprime determinados movimientos. 2. m. Máquina que imita la figura y los movimientos de un ser animado. Según Isaac (ASIMOV, 1985), el concepto estaría conformado por las palabras griegas “sí mismo” y “mover”.
Por su parte, el concepto de “robot” que más se adapta a la realidad de la Sociedad de la Información ha sido proporcionado por KAREL CAPEK el cual se define como “trabajo obligatorio, semejante a la servidumbre” (del checo “Rabota”).