¿Qué sucede con las reformas propuestas por la Comisión Europea?

¿Qué ha sucedido? En febrero de 2012 se plantearon las reformas necesarias (y justificadas) en materia de protección de datos y de protección de las personas frente al tratamiento automatizado de datos personales, con base en que la actual Directiva 95/46/CE, si bien mantiene su vigencia, los efectos ya no son los mismos sobre las libertades fundamentales relacionadas con la autodeterminación informativa. Por algo estamos hablando de una norma de casi 19 años de edad frente a un nuevo orden, a una nueva exigencia social, pero especialmente frente al gran avance de las TIC, del Big Data y del tratamiento masivo de datos en todos sus órdenes habidos y por haber. 

Pues, se suponía que para fines de ese año 2012 contaríamos con una nueva Directiva, especialmente si la Comisión Europea ha tomado en cuenta los últimos barómetros que indican un descontento y una desconfianza de los titulares de datos en cuanto a la transparencia de su tratamiento que ronda el 70% de los europeos (eso es mucha, muchísima gente).

Hasta ahora estamos esperando (y van casi dos años de atraso que repercuten de manera negativa y agresiva en nuestro derecho fundamental, en nuestra privacidad) el día en que se disparen los titulares que avisen que efectivamente se han tomado los recaudos en materia de exigencias de las personas:

  • Privacidad por defecto y privacidad por diseño
  • Mayor facilidad de los afectados titulares de acceder a sus propios datos personales tratados por terceros
  • Un órgano de control unificado a nivel de bloque europeo y no muchas agencias que funcionan con distintos criterios de protección dependiendo del país en que se apliquen las normas

Seguiremos esperando y soñando con lo que nos pertenece.

Anuncios